Search
Sábado 20 Octubre 2018
  • :
  • :

Instagram empieza a ser mejor que Tinder para conseguir citas

Instagram empieza a ser mejor que Tinder para conseguir citas

Lo que empezó siendo una red social de fotografía se ha convertido para muchos en un sitio para conocer gente e incluso encontrar pareja. Pero a diferencia de las apps de citas más conocidas, como Tinder o Badoo, en Instagram todo es mucho más indirecto, relajado y sutil, nadie te mandará mensajes pidiéndote explícitamente sexo y tienes muchas más información y material gráfico sobre ese follower que te parece tan interesante.

Pero cuidado por más que sean profesionales algunas fotos, tal vez su perfil muestre más bien quién quiere que creas que es. Aunque también puedes obtener información muy útil sobre sus intereses y estilo de vida, algo que las apps de citas no te proporcionan de forma tan íntima y visual. “Si rascas en lo superficial y analizas un poco sus publicaciones, podrás hacerte una idea de sus valores, su personalidad, las cosas que valora en la vida, etc.”

Las redes sociales facilitan las relaciones humanas. Existen chats y foros para todo. Para vender trastos, compartir incómodos trayectos en coche, planear citas idealizando erróneamente al otro… El sector se ha especializado, ha clasificado las aplicaciones según la intención de sus usuarios. Pero entonces llega Instagram, rompe el orden y se queda con todo.

La originaria plataforma de imágenes se ha convertido en el nuevo Tinder. Invita al juego pero no es descarada. Es más sigilosa, discreta, fiable –por el hecho de disponer de más información-, etc. En conclusión, transmite comodidad para entablar una conversación sin especificar una previa declaración de intenciones. Como la publicidad, Instagram va de pretensiones encubiertas.

¿Estará desbancando a las aplicaciones de citas? Instagram se ha convertido en una especie de Tinder pero sin tener que jugar a dar ‘match’. Los usuales intercambios de ‘likes’ podrían llegar a sustituir el ‘deslizar’ de la aplicación de citas, alimentando el juego entre ambos interlocutores y rematando con un mensaje directo.

En el peor de los casos, no hay respuesta. En el mejor, se empieza una conversación y ¡quién sabe! La cuestión es que en ambas situaciones siempre habrá margen de maniobra y, a diferencia del Tinder, nadie dará por sentadas tus auténticas intenciones en Instagram. Sin embargo, el barco puede llegar al mismo puerto.

¿Por qué Instagram es mejor que Tinder para conocer gente? Porque todo lo que puede venir después de seguir a alguien es más fácil. Las fotos, captions e historias te entregan mucho más información de otro que un par de fotos que puedes desechar. Todos hemos jugado el jueguito ese de intercambiar likes y el de comentar cualquier cosa –o mandar emojis- para marcar presencia en fotos o historias. Y desde que está el chat, la respuesta a la pregunta ¿y si le hablo? Es mucho más fácil.




Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *