Al menos 160 personas muertas en el ataque más mortífero de los últimos años contra Burkina Faso

Según las cifras aportadas por el Gobierno, es el más mortífero de los últimos cinco años, desde que el país de África Occidental fuera invadido por yihadistas vinculados a Al-Qaeda y al Estado Islámico.

Un grupo armado que hasta el momento no ha sido identificado, atacó el pasado viernes por la noche la aldea de Solhan (noreste) en la provincia de Yagha, ubicado en la frontera con Níger, dejando al menos 160 personas muertas. La región se encuentra sometida a la violencia de los yihadistas, ya sea afiliados a Al Qaida o al grupo Estado Islámico.

“Está claro que los grupos militantes han cambiado de marcha para agravar la situación en Burkina Faso y han trasladado sus esfuerzos a áreas fuera del alcance inmediato de la coalición liderada por Francia que los combate en la región fronteriza de los tres estados”, declaró Heni Nsaibia, investigador del Proyecto de Datos de Eventos y Ubicación de Conflictos Armados.

Los agresores arremetieron a tiros contra hombres, mujeres y niños, además de incendiar decenas de casas, hospitales y lugares de comercio, según informó el Gobierno de Burkina Faso, quien calificó esto como un acto terrorista.

“Hubo al menos 160 muertos. Esta cifra podría aumentar porque hay supervivientes que aún no tienen noticias de sus familiares o conocidos”, dijo un oficial del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.