Armenia y Azerbaiyán firmaron la paz y Rusia será la encargada de garantizarla

Tropas rusas serán las encargadas de custodiar el territorio para evitar más enfrentamientos militares entre armenios y azeríes.

El día de ayer, los gobiernos de Armenia y Azerbaiyán finalmente han firmado la paz para poner fin a la guerra que se desató este año en Artsaj y que duró cuatro días. Se trata de una derrota para Armenia que perderá el control de territorios que ya ocupaba desde los años noventa. Uno de ellos se trata de Shushá, segunda ciudad más importante de Artsaj a solo once kilómetros de la capital Stepanakert.

Rusia, a través de su presidente Vladimir Putin, ha sido la parte mediadora en este acuerdo  que ha establecido un alto al fuego completo y el cese de toda clase de acción militar. Un contingente ruso de tropas de paz será desplazado en Artsaj para garantizar el cese de los combates entre fuerzas armenias y azeríes.

La permanencia de tropas rusas en el territorio será de cinco años y será prorrogable una vez más por otro periodo de cinco años si tanto Armenia como Azerbaiyán están de acuerdo con la medida.

De esta forma, se ha puesto fin temporalmente a un nuevo episodio del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán. La guerra de este año ha dejado 1302 armenios muertos, mientras que el gobierno azerí se ha negado a dar a conocer la cifra de bajas en sus filas.

Agregue un comentario

Subir