Estados Unidos abandona Afganistán tras 20 años de guerra

McKenzie, jefe del Comando Central estadounidense, explicó que la misión diplomática para garantizar que más ciudadanos estadounidenses y “afganos aptos” puedan marcharse aún sigue en pie.

Estados Unidos culminó su misión en Afganistán el pasado lunes retirando al último de sus soldados de aquel país, el comandante Chris Donahue, quien se embarcó en un avión militar que despegó del aeropuerto de Kabul minutos antes de la medianoche.

“La retirada de esta noche significa tanto el final del componente militar de la evacuación como el final de la misión de casi 20 años que comenzó en Afganistán poco después del 11 de septiembre de 2001”, declaró Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central de EE.UU., en una rueda de prensa.

Al momento que el último avión militar despegó, se escucharon varios disparos en la capital de Afganistán luego de que el ejército de Estados Unidos confirmara que sus últimos soldados abandonaron el país. Medios locales en la ciudad afirmaron que los disparos de celebración fueron hechos desde distintos puestos de control talibán.

Desde que los talibanes ascendieron al poder y tomaron la capital de Kabul el pasado 15 de agosto, Estados Unidos se vio obligado a acelerar la evacuación de sus ciudadanos y aquellos afganos que colaboraron todos estos años.