Fallece el británico David Prowse quien interpretó a Darth Vader

“Es muy triste conocer que David Prowse ha fallecido. Era un hombre amable y mucho más que Darth Vader”, comentó Mark Hamill, quien interpretó a Luke Skywalker en Star Wars.

Dave Prowse, fisicoculturista inglés quien se hizo famoso por interpretar a Darth Vader en la trilogía original de Star Wars (1976 y 1982), falleció este sábado 28 de noviembre a los 85 años. Su representante, Thomas Bowington, anunció la muerte a través de una publicación en Facebook sin mencionar detalles.

Prowse nació en Bristol en 1935, fue campeón de halterofilia y actor británico, ingresó al mundo de Hollywood preparando a Christopher Reeve para el papel de Superman (1978). Debutó en el cine con la parodia de James Bond de 1967 (Casino Royale) como Frankenstein, personaje que interpretó también en otras dos películas de horror. Además apareció en series de televisión como “The Saint Space” (1999) y Doctor Who (1972).

El momento más importante de su carrera fue cuando el creador de la famosa saga de Star Wars, George Lucas, lo vio actuar en la película “La naranja mecánica” de 1971 y no dudó en invitarlo a participar en un casting para el papel de Darth Vader y Chewbacca en “Star Wars IV: A new Hope”. Sus más de 2 metros de altura y 118 kilos de peso en ese entonces lo ayudaron a pasar las pruebas, por ello, el director le dio a escoger entre ambos papeles y Prowse no dudó en interpretar al Lord Sith, sin embargo, su voz fue reemplazada por el actor James Earl Jones ya que no “cumplía las expectativas”.

Luego de participar en “El retorno del Jedi” de 1983, a Prowse se le prohibió asistir a convenciones de Star Wars tras ser acusado erróneamente de filtrar a la prensa que su personaje acababa muriendo, lo que también habría ocasionado una enemistad con George Lucas.

Fue muy conocido en Reino Unido por una campaña de concienciación vial que enseñaba a cruzar a los niños la calle mientras usaba un traje de superhéroe en verde y blanco con su lema “Para, mira y escucha”. Esto lo ayudó a recibir la Orden del Imperio Británico en el año 2000. A pesar de su duradera fama en Star Wars, el actor británico señaló que el “mejor trabajo” que obtuvo en su vida fue participar en la serie de servicio público “Green Cross Code Man” desde 1975.