Gobierno colombiano interviene abiertamente en elecciones de Ecuador

Sospechosa e imprevista reunión entre los fiscales generales de ambos países caldean todavía más el ambiente en el país norteño antes de la segunda vuelta entre Andrés Arauz y Guillermo Lasso.

Apenas una semana antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales ecuatorianas, un medio de comunicación colombiano publicó documentos que supuestamente demostraban que el grupo terrorista ELN financiaba a la organización política del candidato presidencial Andrés Arauz. Después de esta primera vuelta donde Arauz fue el más votado con diferencia, el fiscal general colombiano Francisco Barbosa ha viajado a Quito para reunirse con su homóloga ecuatoriana Diana Salazar.

Tanto Arauz como el ex presidente Rafael Correa han denunciado este hecho como un nuevo intento de proscribir a su fuerza política de cara al balotaje que se desarrollará el próximo 11 de abril. De acuerdo con declaraciones del sociólogo colombiano Javier Calderón, se trata de un caso de “lawfare recargado”.

Calderón declaró a Página 12 lo siguiente: “No se le inició un proceso judicial a nadie dentro del correísmo en Colombia. Fue un documento filtrado. Y no sabemos si diseñado por la inteligencia militar colombiana para meterse en las elecciones en Ecuador. Utilizar este tipo de materiales para construir falsos positivos judiciales y en este caso para contribuir a la guerra judicial contra el correísmo”.

No es la primera vez que se intenta vincular un supuesto financiamiento a fuerzas allegadas a Correa provenientes de grupos terroristas colombianos. En 2018, el presidente ecuatoriano Lenin Moreno pidió reabrir la causa contra Rafael Correa por supuesto financiamiento de las FARC, así como trató de extraditarlo numerosas veces para enjuiciarlo con la oposición de la Unión Europea e Interpol.