Juri Ratas, primer ministro de Estonia, renunció por casos de corrupción de desvío de fondos

Kaja Kallas podría convertirse en la primera mujer primera ministra de Estonia si logra formar gobierno y evitar la convocatoria de elecciones anticipadas.

El día de ayer miércoles 13 de enero, el primer ministro estonio Juri Ratas ha anunciado su dimisión luego de que se revelaran una serie de escándalos de corrupción relacionados con el desvío de fondos destinados a la ayuda de empresas afectadas por la pandemia a su partido político, el Partido del Centro Estonio, de ideología populista y derechista.

La renuncia del Jefe de Gobierno estonio ha puesto fin a la coalición de gobierno compuesta por los centristas (25 escaños) el partido de extrema derecha EKRE (19) y el derechista Isamaa (12). Kersti Kaljulaid, presidenta de Estonia, ha solicitado a Kaja Kallas, lideresa de la oposición del Partido Reformista, que forme un nuevo gobierno.

Los reformistas, de derecha moderada, fueron la formación más votada en las pasadas elecciones de marzo de 2019 y cuentan con 34 escaños. La única forma de conseguir crear un nuevo gobierno sería en coalición con los socialdemócratas (11 escaños) más el apoyo de los centristas. De lo contrario, Estonia se verá abocada a unas elecciones anticipadas.

El Partido Reformista ya estuvo al frente del gobierno entre 2005 y 2016 a través de los gobiernos de Andrus Ansip y Taavi Roivas. Si Kaja Kallas, europarlamentaria entre 2014 y 2018, se convierte en primera ministra, se convertirá en la primera mujer estonia en convertirse en Jefa de Gobierno de esta pequeña ex república soviética.