Keiko Fujimori pagó casi un millón de soles para intentar anular más de 200,000 votos del sur

Candidata presidencial de Fuerza Popular pedirá la nulidad de 802 mesas de sufragio para intentar ganar las elecciones.

El día de ayer miércoles 9 de junio, Keiko Fujimori presentó su plan en conferencia de prensa para intentar anular más de 200,000 votos provenientes de 802 mesas de sufragio en el sur del país para intentar ganar las elecciones ya que, casi al 100% del escrutinio, los resultados de la ONPE señalan una victoria de Pedro Castillo con una ventaja de alrededor de 70,000 votos.

De acuerdo con el diario La República, son un total de 1,013 mesas de sufragio con un total de 235,250 votos principalmente en el sur (Arequipa, Cusco y Huancavelica) y en menor medida en Estados Unidos, Lima Metropolitana, Áncash, Cajamarca, Loreto y Pasco.

Es la primera vez en la historia democrática de nuestro país que un candidato en segunda vuelta lleva a cabo un plan de pedido de nulidad para intentar cambiar el resultado final del proceso electoral. Se espera que una vez se resuelvan todas las actas impugnadas con un eventual recuento, Pedro Castillo sea declarado ganador y próximo presidente los siguientes cinco años.

Para llevar a cabo este proceso de impugnación, Keiko Fujimori ha tenido que pagar una tasa de 1,100 soles por cada pedido de nulidad, por lo que la cantidad de dinero gastada sería de mínimo 880,000 soles, aunque otras estimaciones indicarían que la candidata fujimorista habría pagado poco más de un millón para llevar a cabo este proceso.