López Aliaga calificó de “santo” a sacerdote acusado de encubrir casos de abuso sexual

Candidato presidencial ultraconservador defendió a Jaime Baertl pese a que este fue denunciado por encubrir abusos sexuales, lesiones graves, secuestro mental y asociación ilícita.

Rafael López Aliaga, candidato presidencial de Renovación Popular (anteriormente conocido como Solidaridad Nacional), se ha referido esta semana al sacerdote Jaime Baertl, del Sodalicio de Vida Cristiana, diciendo sobre él en una entrevista que es una persona “muy buena” y “santa”. No obstante, Baertl ha sido denunciado por ex sodálites por múltiples delitos.

Uno lo de denunció de haberlo obligado a realizar actos de connotación sexual en su presencial, mientras que otro lo hizo por ignorar sus denuncias por abuso sexual contra Luis Figari y Virgilio Lavalle. También fue denunciado por otros ex cinco sodálites por lesiones graves, secuestro mental y asociación ilícita.

El periodista Pedro Salinas ha explicado detalladamente en su obra Mitad monjes, mitad soldados toda la historia de los sacerdotes del Sodalicio que abusaban sexualmente de los sodálites. En declaraciones con Wayka, dijo que sería casi imposible que Baertl no haya estado al tanto de los casos de abusos sexuales cometidos debido a su posición jerárquica.

López Aliaga ha hecho de su religión y de su estilo de vida “religioso” uno de los principales activos de su campaña, así como su adhesión al Opus Dei y su frontal rechazo al aborto. “A una niña violada decirle: mira, nueve meses te pongo un hotel de cinco estrella con piscina, alimentación y todo”, declaró el candidato presidencial a mediados del mes pasado.