Manuela Schwesig consiguió la reelección como gobernadora de Mecklemburgo-Pomerania Occidental

El SPD y CDU gobiernan juntos este estado desde 2006, pero los socialdemócratas podrían apartarlos y formar gobierno con los comunistas.

En el norte de la antigua RDA, la ciudadanía del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental no solo votó en las elecciones federales alemanas, sino también por sus representantes en el parlamento estatal que elegirá al próximo gobernador. En este estado en particular, los socialdemócratas y conservadores gobiernan en coalición desde 2006.

La actual gobernadora Manuela Schwesig se aseguró la reelección tras la gran victoria socialdemócrata con casi diez puntos porcentuales más y ocho escaños adicionales. Su partido obtuvo 361,761 votos (39.6%) y 34 escaños en total, necesitando solo seis más para la mayoría en un parlamento compuesto por 79 escaños.

El segundo lugar es para el ultraderechista Alternativa por Alemania, que ha perdido poco más del 4% de los votos que obtuvo en 2016 y cuatro escaños. No obstante, resistió en el segundo lugar con 152,747 votos (16.7%) y 14 escaños, dos más que la CDU que perdió también cuatro escaños pero 5.7% en votos. El partido de Merkel obtuvo 121,566 votos (13.3%) y 12 escaños.

Otra gran ganadora además de Schwesig fue Simone Oldenburg, lideresa de Die Linke en la región. Los comunistas perdieron dos escaños y 3.3% en votos, pero obtuvieron 9 escaños que les da la llave de gobierno siempre y cuando los socialdemócratas definan apartar a la CDU del gobierno luego de tantos años juntos. Die Linke obtuvo 90,865 votos (9.9%) y 9 escaños.

El parlamento lo completan los verdes y los liberales con cinco escaños cada uno, con los cuales también podrían pactar los socialdemócratas y formar una coalición conformada por los tres, denominada Coalición Semáforo por los colores de los partidos en el país teutón. Los verdes llegaron al 6.3% de los votos y los liberales al 5.8%.