Mario Draghi se convirtió en el nuevo primer ministro de Italia

Ex presidente del Banco Central Europeo se convirtió en nuevo Jefe de Gobierno gracias a un apoyo inédito de la izquierda, la derecha tradicional italiana y la extrema derecha.

El pasado 13 de febrero, Mario Draghi asumió como nuevo primer ministro de la República Italiana tras conseguir el apoyo de los principales partidos de la Cámara de Diputados tras el fin del segundo periodo de Giuseppe Conte como Jefe de Gobierno. Draghi sumó 518 apoyos de un parlamento de 630 escaños. Votaron a favor de su investidura formaciones de extrema derecha como Movimiento Cinco Estrellas y la Liga Norte, la derecha tradicional de Silvio Berlusconi (Forza Italia), los liberales de Italia Viva y la izquierda tradicional (Partido Democrático y Libres e Iguales).

El único partido que ha quedado como fuerza de oposición al nuevo gobierno es Fratelli d’Italia, fuerza ultraderechista liderada por Georgia Meloni que ha negado adherirse al nuevo gobierno debido a pronósticos electorales que le auguran hasta el segundo lugar en unas próximas elecciones generales que se llevarían a cabo aproximadamente en mayo de 2023 o antes.

El nuevo gobierno de Draghi ha sido descrito como “tecnócrata” y tendrá nueve ministerios en manos de políticos sin filiación política, cuatro para los de Beppe Grillo, tres para los de Matteo Salvini, tres para Forza Italia, tres para los de Nicola Zigaretti, uno para el ex primer ministro Matteo Renzi y uno para Libres e Iguales.

La mayor novedad del nuevo gabinete de Draghi es el nombramiento de Luigi Di Maio como nuevo Ministro de Relaciones Exteriores. Di Maio, de apenas 34 años de edad, se convirtió en líder del Movimiento Cinco Estrellas en setiembre de 2017 y se mantuvo en el cargo hasta enero de 2020 cuando dimitió anticipándose al descalabro electoral de su partido. Será su tercera vez como ministro y también fue vicepresidente del Consejo de Ministros.