Más de 6,500 trabajadores migrantes han muerto en las obras para el Mundial de Qatar

La inmensa mayoría de trabajadores foráneos provienen de la India, Nepal, Sri Lanka y Bangladés.

El día de hoy el diario británico The Guardian ha revelado que más de 6,500 trabajadores migrantes han muerto en las obras para la Copa Mundial de Fútbol de Qatar 2022. Todos los preparativos para este evento empezaron hace diez años cuando esta pequeña monarquía insular fue elegida sede. La inmensa mayoría de los trabajadores proviene del subcontinente indio: India, Nepal, Sri Lanka y Bangladés.

Los datos oficiales de los gobiernos de la India, Nepal, Sri Lanka y Bangladesh han revelado 5,927 muertes de trabajadores de estos países en Qatar durante el periodo 2010-2020. Asimismo, la embajada de Pakistán en Qatar ha señalado que un total de 824 inmigrantes pakistaníes han muerto durante el mismo periodo.

El medio inglés ha señalado que la cifra de trabajadores fallecidos podría incluso ser todavía más alta porque no se tienen datos oficiales de trabajadores provenientes de otros países como Filipinas o Kenia. Además que los últimos meses de 2020 no están ni contabilizados. La suma real podría ser, como mínimo, superior a las 10,000 muertes.

Todos los trabajadores muertos en Qatar durante este tiempo trabajaban en obras relaciones al Mundial como uno de los siete nuevos estadios, aeropuertos, carreteras, líneas de transporte público, hoteles e incluso una nueva ciudad. El gobierno qatarí no ha protegido en ningún momento a los más de dos millones de trabajadores migrantes ni tan solo ha investigado la alta mortalidad durante las obras debido a las nocivas condiciones climáticas y sanitarias.

La causa de las muerte de los trabajadores se debe a múltiples causas como lesiones graves por caídas desde una gran altura, asfixia por ahorcamiento, causa indeterminada de muerte por descomposición, pero la que más se repite es insuficiencia cardiaca o fallo respiratorio debido al calor extremo de este país de la península arábiga.