Presidente Sagasti: pese a ligero descenso de debe mantener medidas de protección contra el COVID-19

El presidente de la República, Francisco Sagasti, instó hoy a la población a mantener todas y cada una de las medidas de protección frente a la COVID-19, a pesar que se registra un ligero descenso de casos de mortalidad y de contagios por esta enfermedad.

Desde la ciudad de Huaraz, adonde llegó para entregar 10,530 dosis de la vacuna de Pfizer que servirán para la inmunización de adultos mayores en la región Áncash, el mandatario manifestó que, si bien los datos estadísticos de las últimas semanas señalan que ya ha empieza a descender ligeramente los casos, es necesario seguir con las medidas de prevención.

“Estamos en un punto crítico, pero con ligera y leve mejora que esperamos continúe en el futuro. Esto implica y quiere decir que debemos mantener todas y cada una de las medidas de protección”, enfatizó para subrayar la importancia de usar mascarillas que cubran nariz, boca y barbilla, mantener la distancia física y evitar aglomeraciones para no contagiarse.

Desde el aeropuerto Comandante FAP Germán Arias Graziani, adonde llegó acompañado por el ministro de Salud, Óscar Ugarte; el presidente Sagasti remarcó que la vacuna es el principal escudo contra la pandemia, pero advirtió que si no se mantienen las medidas del cuidado personal y los protocolos respectivos “no podremos salir de esta crisis en mucho tiempo”.

Asimismo, reiteró su exhortación a aquellas personas que aún dudan en vacunarse a dejar de lado tal posición e inmunizarse para protegerse a sí mismas, a sus familias y, en general, a toda la ciudadanía.

Durante el acto de entrega, que se realizó en el terminal aéreo y contó con la presencia del gobernador regional (e) de Áncash, Henry Borja; y del director regional de Salud de Áncash, José Morales; el jefe del Estado precisó que esta región contará con un total de 185,520 dosis que irán llegando de manera progresiva y que con ello se podrá inmunizar, con la vacuna de Pfizer, a 91,260 adultos mayores de esta jurisdicción.

Asimismo, señaló que luego de la vacunación del personal de salud y de las fuerzas del orden, se procedió con los adultos mayores de 80 años y ahora se está con los mayores de 70 y luego se hará lo propio con los mayores de 60.

Al respecto, anotó que el 70 por ciento de las muertes por la COVID-19 se producen en adultos mayores y que por esa razón se priorizó a este segmento de la población.

“Pero también hay personas que tienen una serie de condiciones que las hacen muy vulnerables. Empezaremos a vacunar muy pronto, al mismo tiempo que terminamos de inmunizar a los adultos mayores, a aquellas personas con problemas congénitos, genéticos o degenerativos”, adelantó.

Detalló que “estamos hablando de personas que tienen distrofia muscular, síndrome de Down y algunas otras enfermedades que son producto de la naturaleza. Y luego continuaremos con aquellos que son muy vulnerables debido a que requieren diálisis o están en tratamientos activos contra el cáncer, etcétera”.

“Es decir, el Gobierno de Transición y de Emergencia se preocupa por todo el país, pero, en primer lugar, por aquellos que nos cuidan a todos, y, en segundo lugar, aquellos que son más vulnerables. Esto es lo que hemos venido haciendo al vacunar a los adultos mayores y luego continuaremos con aquellos que tienen condiciones especiales”, recalcó.