Protestas en Cuba: presidente Díaz-Canel acusa a Estados Unidos de provocar “estallido social”

Al inicio, las protestas eran por los largos apagones de electricidad y para exigir la vacunación contra el coronavirus. Sin embargo, las demandas se convirtieron en gritos de “libertad” y exigieron cambios políticos.

Cuba vivió el pasado domingo una de las mayores protestas masivas de los últimos años. Miles de personas, en distintas ciudades a lo largo del país, salieron a las calles exigiendo “libertad” y buscando el fin de la “dictadura”. A pesar de que el descontento de la gente viene desde años atrás, lo que agotó su paciencia habría sido la ausencia de alimentos y la falta de vacunas ante la pandemia del Covid-19, que además trajo consigo una crisis económica en el sector.

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel, se pronunció en televisión nacional ese mismo día para pedir a sus seguidores que salgan a las calles para reprimir las manifestaciones y defender la Revolución. Mientras que el lunes se presentó del mismo modo para acusar al gobierno estadounidense de querer “asfixiarlos económicamente” para “provocar estallidos sociales en el país”.

Todo inició en la ciudad de San Antonio de los Baños, al suroeste de la capital cubana, y luego se extendió por todo el país. Varias personas que participaron en la protesta en Pinar del Río, indicaron que salieron a las calles tras ver en redes sociales las manifestaciones en La Habana, según un reporte de BBC Mundo.

“Vimos la protesta en las redes y la gente empezó a salir. Este es el día, ya no aguantamos más. No hay comida, no hay medicinas, no hay libertad. No nos dejan vivir. Ya nos cansamos”, dijo uno de los presentes.