Search
Lunes 21 Octubre 2019
  • :
  • :

Damnificados de Niño Costero paralizan Bajo Piura por obras en defensas ribereñas

REDACCION/17SET19

REDACCION/17SET19

 

Ni la visit de la ministra de Agricultura, Fabiola Muñoz a Piura, ni la promesa de iniciar en diciembre las obras definitivas por 53 millones de soles para reforzar el dique izquierdo del río, hicieron retroceder a los dirigentes de Catacaos y Cura Mori en el llamado a un paro total este lunes 16 de setiembre.

Según el dirigente Félix Yovera, la paralización de labores será total con la suspensión de las actividades comerciales, así como, de las labores educativas en más de 30 colegios de estos dos distritos, que fueron los principales afectados en la inundación del río Piura en marzo del año 2017.

En la visita de la ministra, enviada por el presidente Martín Vizcarra, los dirigentes no lograron convencerla de que asigne la obra de defensas ribereñas al proyecto especial Chira Piura y que les firmen un documento en el cual se descarte el uso de geobolsas como material de protección del dique izquierdo.

“Este es el inicio de un paro indefinido hasta que no nos solucionen nuestro problema. Estamos haciendo el llamado a los comerciantes, los mercados y los transportistas para que acaten este paro por el bien de toda una población que ha sufrido el embate de la naturaleza. Los colegios van a paralizar sus actividades”, comentó Yovera.

El principal punto de concentración de la paralización será la zona conocida como el trébol de las carreteras Piura-Chiclayo y Piura Catacaos, que es por donde transita todo el tránsito nacional de buses interprovinciales así como de carga pesada de productos.

“Es una medida radical, ya que a esto nos obliga este Estado. Al gobierno central y al alcalde de Piura lo responsabilizamos de lo que pueda pasar porque no solucionan nuestro problema”, aseveró el directivo.

La referencia al alcalde de Piura es porque la Municipalidad de Piura fue elegida como la unidad ejecutora de las obras de protección del dique en un tramo de 7 kilómetros de puntos críticos.

Es preciso señalar que en la cita con la ministra con las principales autoridades y especialistas de Piura, se acordó que la intervención en el dique izquierdo se haría en todos etapas. La primera sería preventiva por las posibles lluvias. Empezaría en diciembre y acabaría en enero.

En una segunda etapa, la misma empresa contratista intervendría en un tramo mayor del dique para generar una solución definitiva al riesgo de inundación.

La ministra no descartó el uso de la geobolsa en este tipo de trabajos preventivos. Los dirigentes del Bajo Piura se oponen al uso de la geobolsa porque su duración sería menor a los cinco años.

Se trata de una geomembrana de alta resistencia que almacena material de río y que luego se cierra de forma hermética. En la práctica, una geobolsa puede reemplazar a más de 30 sacos de arena con una mayor resistencia.

“Estaba todo dirigido para que la Municipalidad de Piura sea la unidad ejecutora a pesar que ellos propusieron geobolsas. Nos sacaron por que hemos denunciado que ese es un negociado. Le dan la oportunidad a un municipio que no tiene experiencia. Todo el Bajo Piura va a paralizar. Estamos decepcionados”, aseveró el dirigente Teobaldo Reyes luego de la reunión con la ministra, del viernes pasado.

Según la ministra de Agricultura se abrirá todo el abanico de posibilidades de material que propongan los especialistas piuranos quienes elaborarán una propuesta única que se incluirá en los requisitos de la licitación que se debe convocar para los trabajos.

“Vamos a buscar conseguir la alternativa definitiva en el más corto plazo. Será una primera etapa de prevención con las obras esenciales más rápidas para evitar cualquier vulneración de la zona poblada”, informó Muñoz.

Es preciso señalar que el dique izquierdo protege a los distritos de Catacaos y Cura Mori durante el aumento de caudal del río Piura. Durante la inundación de marzo del 2017 por el Niño Costero, esta infraestructura de 30 kilómetros de extensión colapsó en cinco puntos por donde ingresaron las aguas.

Dos años después de la tragedia, los roturas sí se cubrieron, pero el dique sigue vulnerable en varios puntos críticos.




Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.