Search
Miércoles 4 Diciembre 2019
  • :
  • :

El control preventivo es la mejor inversión

 

El control preventivo en la gestión pública es la mejor inversión porque evita que se produzcan casos de corrupción sostuvo José María Gimeno Feliú, catedrático de Derecho Administrativo de la Facultad de Zaragoza y director del Observatorio de Contratos Públicos de España.

Gimeno Feliú precisó que un informe de la Comunidad Europea evidenció que la eficiencia del proceso de las contrataciones aumenta en 10% y la corrupción disminuye prácticamente a la mitad con el control preventivo, por lo cual considera que este es el futuro del control.

A su parecer, la corrupción no se combate sino se previene, no obstante, destacó la necesidad de que se realice el control posterior.

Precisó que las pérdidas de corrupción en la Comunidad Europea equivalen al 1% del Producto Bruto Interno (PBI), esto es 120 mil millones de dólares anuales (al 2014). Esto significa que si bien hay un gran control de la corrupción todavía existen aspectos por mejorar. El mayor número de casos de corrupción se registra en la contratación pública debido a los montos de inversión que demanda.

Y esa corrupción se debe a la falta de transparencia, a procedimientos que favorecen la opacidad o la adjudicación directa en las empresas y también a la ausencia de un control efectivo tanto en la fase preparatoria como en la fase de post ejecución del contrato.

Frente a esta situación, la Comunidad Europea ha modificado el marco regulatorio de la contratación pública para establecer soluciones jurídicas, integradas también con medios electrónicos y análisis económicos para intentar solucionar los graves problemas detectados por la corrupción, la cual ocasiona pérdidas de eficiencia económica, pérdida reputacional y desafectación ciudadana.

Gimeno Feliú indicó que la tecnología se está utilizando para generar mayor transparencia y reducir la corrupción. También utilizan medios electrónicos más avanzados para tener indicadores y alertas de posibles indicios de irregularidades, concentraciones de contratos en una misma empresa o fragmentaciones de contratos.

La inteligencia artificial se está aplicando en proyectos como Agnes en la Comunidad Europea mientras que la comunidad valenciana, en España, está utilizando el Sistema de Alertas Tempranas Anticorrupción (Satan) que detecta posibles irregularidades, las cuales son validadas o no por funcionarios capacitados, los mismos que de ser comprobados son remitidos a las instancias correspondientes.

Estas declaraciones las realizó luego de participar del Foro “Avances y desafíos en la medición de la corrupción en contrataciones públicas”, de la Conferencia Anual Internacional por la Integridad – CAII 2019, organizada por la Contraloría General.

El voto como castigo

Durante el Foro, Paul Lagunes, profesor asociado de la Universidad de Columbia, Estados Unidos dijo que en democracia, los electores deberían pedir a las autoridades que rindan cuentas sobre su gestión bajo la amenaza de quitarles el apoyo en las futuras elecciones, sin embargo, raras veces sucede eso. Los experimentos sociales revelan que los electores no actúan en base a dicha información para castigarlos.

A su parecer, el electorado debería contar con información sobre la corrupción y estar dispuestos a actuar en base a esa información. Además, indicó que existen estudios que señalan que los ciudadanos prefieren elegir a personas incompetentes que sean honestas, lo cual va en contra del dicho popular de que eligen al que roba y hace obra.

De otro lado, Emmanuel Kingsford Owusu, investigador del Departamento de Construcción y Bienes Raíces de la Universidad Politécnica de Hong Kong, señaló que se han identificado 28 formas de corrupción pero también existen 39 medidas para combatirla.




Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *