La derecha lituana obtuvo una victoria histórica pero una coalición centrista la podría dejar sin gobierno

Unión de la Patria obtuvo el segundo mejor resultado de su historia pero aún le faltan 21 escaños para formar gobierno.

El pasado 25 de octubre llegaron a su fin las elecciones parlamentarias de Lituania que empezaron el pasado 11 de octubre. Estuvieron en disputa 141 escaños del parlamento lituano, conocido como Seimas en lengua lituana, y el ganador indiscutible fue la Unión de la Patria liderada por Gabrielius Landsbergis.

El partido de ideología liberal conservadora y europeísta obtuvo el 25.77% de los votos y consiguió 50 escaños. Su segundo mejor resultado electoral luego de haber conseguido 70 en 1996, año en donde acudió a sus primeras elecciones. No obstante, tienen muy difícil la posibilidad de formar gobierno porque no le alcanza con partidos minoritarios.

El segundo lugar fue para el hasta ahora oficialista Unión de los Campesinos y Verdes, un partido agrarista, ecologista y de centroderecha. Perdieron 22 escaños y bajaron hasta los 32. No obstante, podrán retener el gobierno si pactan con el Partido Laborista (centro) que tiene 10 escaños, los socialdemócratas (sus socios de gobierno) que tienen 13, el liberal Partido de la Libertad que tiene 11 y el centroizquierdista Movimiento liberal que tiene 13.

Completan el parlamento partidos minoritarios que podrían ser importantes en la formación de gobierno únicamente si la Unión de los Campesinos y Verdes optan por ellos en lugar de una de los partidos políticos que tienen más de 10 escaños y con más posibilidades de formar parte del próximo gobierno de esta nación báltica.

Agregue un comentario

Subir