Search
Sábado 29 Febrero 2020
  • :
  • :

¿Sabías que el azúcar puede llegar a ser tan adictiva como una droga recreativa?

 

Consumir azúcar se ha vuelto un hábito que podría tener un origen más complejo que el simple sabor agradable. Estamos rodeados de numerosos productos con azúcares añadidos que parece casi imposible evitarlos. Si abrimos el refrigerador, encontramos muchos productos con la indicación: Alto en azúcar. ¿Nos podemos volver adictos a una sustancia, aparentemente inofensiva, como el azúcar?

Como indican especialistas del centro de coaching nutricional Nutrimet, hasta ahora, problemas como el sobrepeso, la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, entre otras; ocasionadas por el consumo excesivo de azúcares añadidos; eran vistas como consecuencia de la irresponsabilidad individual de cada persona.  Pero, ¿si el azúcar se comporta como una droga? ¿No se debe atender a estos pacientes con una terapia que adecuada?

Los efectos adictivos del azúcar se han venido estudiando en los últimos años. Casi por accidente, Serge Ahmed, del Centro Nacional de Investigación Científica de Bordeau, descubrió, en un estudio con roedores adictos a la cocaína, que ellos preferían consumir agua con azúcar que recibir una dosis del estupefaciente.

A partir de esto se investigó el efecto del azúcar sobre el cerebro y se descubrió que genera una actividad similar al de sustancias que provocan dependencia. Las grandes cantidades de dopamina liberadas propician la sensación de bienestar; pero, al igual que con las otras drogas, su efecto solo refuerza el consumo desmedido. Que puede llegar a ser compulsivo e incontrolable.

Existen en la actualidad centros especializados en el tratamiento de la adicción al azúcar como es el caso de Nutrimet, centro especializado en coaching nutricional que nos menciona que el primer paso de cambio es reconocer que se padece de una adicción. A través de un test y estudios específicos que se realizan para el diagnóstico se puede empezar a cambiar de hábitos y combatir la adicción.




Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *